Rambla Barrachina

Fotografías tomadas en Rambla Barrachina, también conocido como “Cañón Rojo de Teruel”.

La Rambla Barrachina es un paisaje de cortados y cárcavas muy erosionados por la acción del agua y del viento, en el que el tono rojizo de las arcillas, tan típicas de Teruel, colorean el paisaje para concederle el toque final. Es un paisaje que bien podría recordarnos al lejano oeste americano.

Un golpe de luz enter las nubes.

No era la primera vez que fotografiaba este paisaje y sin embargo me sorprende las diferencias en cuanto a resultados entre la primera y la segunda visita. Y eso que la primera visita pasé un fin de semana en la zona y ahora solo una tarde. Ver primer reportaje fotográfico sobre Rambla Barrachina aquí.

¿Viste las cabras?

Que hay que viajar para hacer buenas fotografías es algo que muchos fotógrafos, aficionados o profesionales, tenemos claro. El debate está en cuántos kilómetros hay que recorrer. Unos cientos, unos miles, un par de vuelos inclusive en algunos casos… Así las cosas, muchos fotógrafos coincidirán conmigo en que en los grandes parques nacionales americanos, hasta con el móvil se pueden sacar fotografías espectaculares. Su máximo exponente, Ansel Adams, nos dejó sobrado testimonio de lo espectacular de esos paisajes. ¡Quién no va a hacer una buena fotografía allí!.

Otras fotógrafas encontraron su particular meca de la fotografía al lado de la puerta de casa. Cristina García Rodero, una de las mejores fotógrafas que he conocido, construyó su magnífico portfolio visitando pueblos de este nuestro Reino de España. O como Dorothea Lange, hace también mucho tiempo, en EE.UU.

Y luego estamos los aficionados a la fotografía de paisaje, los domingueros de los atardeceres, los que guiados por una colección de localizaciones guardadas en Google Maps, que hemos descargado o comprando, vamos conduciendo de un pin del mapa hasta otro. Localizaciones de las que hemos visto ya 50.000 fotografías. Repetimos la misma fotografía y nos vamos. Y a por el siguiente pin en google maps.

No vaya a interpretarse esto como una crítica: cada uno tiene derecho a hacer lo que le plazca, y de disfrutar como más le guste, copiando una fotografía miles de veces si es necesario. De la misma forma que cualquier guitarrista disfruta tocando una y mil veces el solo de “Starway to heaven”, lo cual bien interpretado es en si ya una auténtica obra maestra. Ojalá pudiera pasar yo del segundo acorde.

Y finalmente está la gente que como Galen Rowell crea el paisaje. Son seres híbridos, medio alpinista medio fotógrafo medio escritor. O quizás todo a la vez: fotógrafo, alpinista y escritor. O mejor: es un poeta de la montaña revelada. Gracias a su conocimiento de la fotografía y a sus dotes como alpinista recorrió espacios incluso que antes que nadie, a veces teniendo que aguantar horas y días en un refugio o campamento, esperando a que pasara una tormenta, para hacer una fotografía. Sus fotografías hoy, aunque técnicamente superadas, siguen siendo irrepetibles. Cuando ves una fotografía de Galen Rowell es muy probable que nunca antes hayas visto ese lugar, que nadie lo haya fotografiado antes y que nunca lo vuelvas a ver. Y eso es porque Gallen no fotografiaba grandes paisajes, fotografiaba la emoción que sentía ante la belleza de la naturaleza.

Si a alguien quisiera parecerme es a Galen. Me gustaría que mis fotografías muestren eso: la belleza de la naturaleza, del paisaje, tal y como lo viví y lo sentí yo.

La última imagen del carrusel anterior tiene un cielo cambiado (el original se quemó por un error al tomar la fotografía)


Puedes seguir la ruta que hice a través de Wikiloc:

Powered by Wikiloc

1 Comment

Join the discussion and tell us your opinion.

Rambla Barrachina, Teruel | Jose Andres Lopez Perezreply
20 marzo, 2022 at 8:13 pm

[…] Visitar la nueva entrada […]

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.