Fotografía en el Pirineo aragonés desde Eriste

Quien tiene amigos tiene un tesoro y yo tengo muchos grandes tesoros. Me pasean por las altas cumbres pirenaicas, me aguantan mis “espera un segundo que pongo el trípode para hacer una foto” y sobre todo soportan mis chistes malos.

Lo que viene a continuación es una serie de fotografías tomadas desde Eriste hasta la Tuca de Llardana (3.375m) en una excursión de dos días que realicé con dos amigos, que más abajo salen retratados. A diferencia de lo que suele ser habitual en mi fotografía, todas estas fotografías han sido editadas, siguiendo principalmente todo el material que Antonio Prado tiene en su web ProcessingRaw, una de las mejores webs para aprender procesado fotográfico.

La edición que han sufrido ha consistido en añadir fogonazos de luz para el amanecer, viñeteos, corrección selectiva de colores y apilamientos de enfoque y de exposiciones.

Bueno, aquí debajo va la selección de fotografías, espero que os guste.

Esta primera fotografía es el resultado de la fusión de varias tomas para conseguir un enfoque perfecto en toda la escena, ya que es imposible enfocar al arbolito del principio y sucesivos planos. En total hicieron falta 4 fotografías con enfoques progresivos, lo cual resultó una pesadilla de procesar: hacer encajar 4 fotos en en las que se movía el agua y los árboles es un poco pesado.

Otro de los problemas a los que tuve que enfrentarme fue una mochila muy ligera: tuve que dejar mucho material en el coche, y eso incluía casi todos los filtros. Para poder conseguir el efecto sedoso del agua tuve que cerrar mucho el objetivo y eso produce fotografías sin mucha nitidez. Para conseguir alargar un poco más la exposición y realzar los colores utilicé un filtro polarizador.

El uso del trípode es fundamental para este tipo de fotografía, y para tu espalda también conviene que sea un trípode muy ligero, ya que tuve que andar con el 4 horas con un desnivel de 600m de altura, que no es mucho, pero además del trípode iba el saco, el agua, la comida…

Para realizar la siguiente fotografía me tuve que separar del grupo. Me costó casi 15 minutos tomar la fotografía y después tuve que correr con la mochila, la cámara, el saco y todo lo demás para alcanzar a mis amigos.

Jose, tu haz tus fotos y nosotros seguimos andando. El autobús sale a las 5, si no llegas… tu mismo.

En la siguiente fotografía quería combinar los árboles y el efecto del agua. Afortunadamente había un puente sobre el que colocarse y sacar la fotografía.

En la siguiente quería incluir estas flores en la composición, pero estaban demasiado cerca y salieron desenfocadas.

Y finalmente una de las escenas a la que más tiempo le dediqué. Tenía varias fotografías de la Cascada de la Espigantosa y al final seleccioné esta porque según uno de mis compañeros, el poder ver el cielo hacía la fotografía menos claustrofóbica. Además de eso, me gustaban esos grandes bloques de piedra que hay en el primer plano.

Cascada de la Espigantosa

Y aquí, de camino a la Tuca de Llardana, muy pronto por la mañana. Fotografía tomada con el móvil, ya no llevaba la cámara. Todas las fotografías del móvil han sido muy procesadas desde el RAW del móvil, para quitar las aberraciones de color y poder potenciar un poco la imagen.

Esta fotografía, del sol rompiendo contra montaña, también fue realizada con el móvil. El fogonazo de luz ha sido aumentado en edición posterior. La verdad es que cuando vi que el sol se acercaba a la cima sabía que podría sacar una buena fotografía, pero no tenía muy claro cómo se iba a comportar el móvil con una escena como esta con tanto contraste y con tan poco color.

Share your thoughts

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.